10/1/09

Manifestaciones contra la masacre en Gaza











Ayer se celebró en Barcelona una multitudinaria manifestación contra los crímenes de guerra del ejército israelí en Gaza. De entre los 30.000 y los 180.000 participantes según las diferentes fuentes informadoras, me quedo con unas cien mil que, aunque ojalá hubieran sido muchas más, no es una cifra nada despreciable. Me consta que también se llevó a cabo una manifestación en Madrid porque estaba con un compañero de allí cuando se convocó, pero no sé cómo fue porque no he visto ninguna nota de prensa en la que se informe de ello (ver nota abajo). También se celebraron manifestaciones simultaneas en Londres, París y otras ciudades importantes según la prensa. Sin embargo no se menciona nada respecto a las manifestaciones convocadas por los movimientos pacifistas en Tel Aviv, capital de Israel. Y es muy importante mencionarlo porque, igual que todo el pueblo español no estuvo a favor de que Aznar nos metiera en la guerra de Irak, tampoco todo el pueblo israelí está a favor de la política expansionista y depredadora de su gobierno. Es que es el gobierno que votaron por mayoría dirán algunos. Sí, es cierto, también el de Aznar lo era por los votos mayoritarios y sin embargo millones de españoles demostraron su rechazo a la guerra.

Yo sí he encontrado notas informativas en las que se mencionan las movilizaciones de miles de israelís contra la política de su gobierno, dicen así:

Pacifistas israelíes piden el fin de la "masacre"
La ONG israelí Gush Shalom ha convocado una manifestación en Tel Aviv "contra la locura" en la Franja de Gaza.

Redacción (09/01/2009)

La organización pacifista israelí Gush Shalom ha convocado una manifestación en Tel Aviv para "poner fin" a la "masacre", el "derramiento de sangre", la "destrucción" y los "crímenes de guerra" y para conseguir "la retirada de los soldados" de la Franja de Gaza, así como para acabar con el bloqueo y reclamar la apertura de los pasos fronterizos. Según la organización, presidida por el ex militar y escritor Uri Avnery, "esta guerra es inhumana e innecesaria" y "no puede traer nada bueno a Israel". "La muerte de cientos de palestinos y la destrucción de las infraestructuras vitales en la Franja de Gaza son actos abomibles".

Y anterior a esta manifestación, el 3 de enero, ya se manifestaron miles de ciudadanos en todo Israel. La más multitudinaria fue la que se llevó a cabo en Tel Aviv, enfrentándose a la policía que pretendía parar la marcha argumentando problemas de seguridad y que intentó evitar que se llevaran banderas palestinas, a lo que los manifestantes contrarrestaron argumentando que la bandera palestina es legal por lo tanto no había motivo alguno para prohibirles marchar con ella.

La nota de prensa que he encontrado y que he podido traducir del inglés dice así:

"El 3 de enero, en el mismo momento en que Ehud Barak ordenaba empezar la sangrienta ofensiva contra Gaza, miles de ciudadanos árabes y judíos se manifestaron en Tel Aviv gritando consignas como: "No se construye una campaña electoral sobre los cuerpos muertos de los niños", "Huérfanos y viudas no son propaganda electoral", "Olmert, Livni, Barak, la guerra no es un juego", "¡Basta, basta. Negociad con Hamás!"

Y tomando como partida el slogan electoral de Barak que dice: "Barak no es un amigo, es un líder", los manifestantes gritaron: "Barak no es un amigo, es un asesino". "No a las elecciones de la guerra".

Estos manifestantes, más de 10.000, fueron protegidos por la policía, siguiendo una orden del Alto Tribunal de Justicia, orden según la cual también tuvieron permiso para enarbolar banderas palestinas ya que la policía se negó en principio a aceptarlo pero el tribunal consideró que no había argumentos porque la bandera no es ilegal (nota mía: hay que reconocer que esto no pasa en otros países). La protección fue necesaria por las amenazas de ataques a los manifestantes por parte de la extrema derecha integrista. Ante la tensión creada, la policía sugirió a los manifestantes que se disolvieran antes de poder terminar el acto y desapareció de la zona, por lo que un grupo de manifestantes fue atacado por los integristas judíos y tuvieron que refugiarse en el edificio Cinematheque, donde permanecieron asediados hasta que, ante el intento de los integristas de entrar en el edificio, la policía volvió y disolvió a los atacantes para que los manifestantes pudieran volver a casa.

La tensión provocada por la presencia de los acosadores no hizo posible que se pudiera cerrar el acto como estaba previsto, con la lectura del discurso de Uri Avnery por el propio escritor, que decía así:

“Ellos nos dicen que somos traidores. Nos dicen que somos los destructores de Israel. Nos dicen que somos criminales. Pero nosotros les decimos: Los criminales sois aquellos que iniciastéis esta criminal e innecesaria guerra. Una guerra innecesaria porque era posible que el gobierno parara a los Qassams parando el bloqueo contra el millón y medio de habitantes de Gaza. Una guerra criminal porque por encima de todo esta es clara y lamentablemente parte de la campaña electoral de Ehud Barak y Tzipi Livni.

Yo acuso a Ehud Barak de explotar a los soldados para lograr más escaños.
Yo acuso a Tzipi Livni de avalar la matanza para ser primer ministro.
Yo acuso a Ehud Olmert por tratar de tapar la corrupción con una guerra desastrosa.

Hago un llamamiento en nombre de los aquí presentes, ciudadanos valientes y honestos:
¡Parad la guerra ya!
¡Parad el derramamiento de sangre de nuestros soldados y civiles para nada!
¡Parad el derramamiento de sangre de los habitantes de Gaza!

La invasión terrestre causará un desastre adicional, una masacre mutua y aún más: Terribles crímenes de guerra.

Al final de esta guerra ningún general podrá pisar suelo europeo sin temor a ser arrestado por crímenes de guerra. Se nos ha dicho que no hay alternativa. ¡No es verdad!

El alto al fuego es posible incluso ahora. Sí, en este preciso minuto es todavía posible si estamos de acuerdo en levantar el mortífero asedio, si permitimos que el pueblo de Gaza viva con dignidad. Si negociamos con Hamás.

Quiero dirigirme a las gentes del Sur, a las gentes de Sderot, Ashdod y Beersheba. Sabemos que estáis angustiados. Aunque no vivamos con vosotros, lo sabemos muy bien. Pero también sabemos que esta guerra no cambiará vuestra situación. Los políticos os explotan. Los políticos os utilizan para justificar la guerra. Vosotros también lo sabéis.

Yo clamo a Olmert, Barak y Livni: ¡No enviéis a los soldados a la Franja! Los tres seréis acusados de crímenes de guerra. Los tres pagaréis ese precio. Los ciudadanos de Israel que ahora os aprueban, os castigarán mañana. Esto sucedió en la segunda guerra del Líbano y volverá a pasar esta vez.

Y vosotros que estáis aquí, hombres y mujeres, jóvenes y viejos, judíos y árabes. Vosotros que habéis protestado contra esta terrible guerra desde el primer día, desde el primer minuto, aislados y maldecidos, vosotros sois los héroes de verdad.

Podéis estar orgullosos, muy orgullosos porque estando en medio de un huracán de histeria e ignorancia, no os habéis dejado amedrentar por ello. Vosotros mantenéis vuestra sensatez y coherencia, no solo en casa sino también aquí, en la calle.

Millones de personas en todo el mundo os ven, os saludan, saludan a cada uno de vosotros.

Como ser humano, como israelí, como defensor de la paz, me siento orgulloso de estar hoy aquí.”

Estas son las palabras que Uri Avnery quiso dirigir a los manifestantes y que no pudo por el asedio y la amenaza de los integristas. Las reproduzco porque creo que es importante saber que, además de los judíos que aprueban los ataques contra la población palestina, también hay otros que piensan y dicen todo lo contrario y quiero expresar desde aquí mi más sincera admiración y apoyo moral.


NOTA: Pido perdón a los compañeros de Madrid por mi imperdonable error. Yo creí que la convocatoria era para ayer pero veo hoy con gran satisfacción que no solo sí se ha publicado un amplio reportaje en El País sobre la manifestación de Madrid, sino que además ha sido una manifestación incluso más multitudinaria que la de Barcelona. Ya sabía yo que Madrid, pese a lo que algunos quieren hacernos creer, sigue siendo rojo y solidario.

Gracias Madrid por vuestras muestras de apoyo a esta causa.

2 comentarios:

Luis Llorente dijo...

Gracias a vosotros/as por mantener vivos los sueños de este mundo, en Madrid eramos menos que en Barcelona, te doy una primicia de mi ego, ando en una de las fotos en la cabecera de pancarta.Un besote Julia.

maicher dijo...

miu miu bag
miu miu bags
miu miu handbag
miu miu purse
miu miu wallet