23/1/09

LULA


Cuando era joven estuve enamorada, enamoradísima de Ernesto Che Guevara. Era guapo, revolucionario, valiente, generoso, ¿qué más se podía pedir?

Ahora, y sin dejar de amarle, por supuesto, creo que en el fondo fue más aventurero que revolucionario porque, a parte de hacer millonarios a los fabricantes de gorras, camisetas, pósters y demás merchandising, ¿que nos dejó? Una gran tristeza tras su muerte y un legado vacío de soluciones para los desfavorecidos, por quienes se supone que luchaba.

En los tiempos que corren, los revolucionarios ya se han dado cuenta de aquello que me decía mi anciano y querido amigo Antonio el anarquista: Julia los grandes golpes no sirven porque no tienen continuidad, solo producen destrucción y no es cierto aquello que decía Durruti de que a nosotros no nos asustan las ruinas, nosotros heredaremos la tierra, porque la tierra ya tiene dueños y nosotros nos quedaremos sin nada y ellos, los dueños, volverán a construir y venderán las viviendas a quien pueda pagarlas, hay que ser paciente y perseverante y afianzar cada paso por pequeño que sea para que al final consigamos que poco a poco se vaya logrando una mayor justicia social. Mira qué pasó con las grandes revoluciones. Nada. Volverán al capitalismo en cuanto a los dirigentes de los partidos que gobiernan esos paises les interese. Antonio murió antes de que se desintegrara la Unión Soviética y los paises del Este se pasaran al neoliberalismo. Qué visión de futuro tenía...

Decía que en la actualidad, los grandes revolucionarios son aquellos que logran llegar al gobierno y desde allí tratan de buscar el equilibrio entre el progreso económico del país y el empeño de que las clases más desfavorecidas no queden fuera del reparto de riquezas. No es fácil, por supuesto que no. Ni quienes tienen las riquezas están dispuestos a repartirlas, ni quienes han sido hasta hoy olvidados son conscientes todavía de que el cambio es posible y de que también ellos tienen que arrimar el hombro. Como por ejemplo el gran problema que tienen en Brasil para convencer a muchas familias de que sus hijos tienen que ir al colegio, hasta dinero les tienen que dar a veces para que así lo hagan. No es fácil reconducir un país en el que hay tantísima miseria y criminalidad. No, no lo es. Pero hay que intentarlo.

Y eso es lo que hace Inácio Lula da Silva. Un hombre que, a pesar de los graves problemas de corrupción que ha tenido porque en un país en el que eso era lo "normal" no es fácil erradicar tan insanas costumbres, sigue teniendo, después de seis años, el apoyo incondicional del 83% de la población. Un hombre que surgió de la más triste miseria, que no tuvo formación académica, pero sí una gran calidad humana y una gran capacidad de liderazgo.

Lula ha sido capaz de posicionarse por encima de las ideas políticas para llevar a la práctica su discurso de fuerte contenido social, al tiempo que ha sabido dirigir una política de abertura económica que hace que Brasil se permita aguantar la crisis mundial en mejor situación que otros países de su entorno, sin dejar de poner sobre la mesa insistentemente el problema de la erradicación de la pobreza.

Nunca antes se dio soporte a ciudadanos como ahora (más de doce millones de familias), nunca antes se ofrecieron ayudas bancarias a quienes no tienen nada de nada, nunca antes pudo Brasil lograr evitar la inflación y rescatar la deuda externa. Quizás todo esto no importe a los puritanos de la revolución porque consideren que por encima de todo hay que mantener la dignidad de no relacionarse con el capital. Sin embargo, la frase que oí decir a Lula en su primera campaña, me llegó al corazón: "Cuando era joven creía que el hambre hacía revolucionarias a las personas, luego me di cuenta de que el hambre solo hace que las personas pierdan su dignidad."

No es fácil gobernar un país como Brasil. Yo viví allí de la infancia a la adolescencia y lo sé. Un día tuvimos un sueño llamado Janio Quadros/Joâo Goulart/Leonel Brizola que fue engullido por una dictadura militar y una brutal represión, por eso vivo con tanta esperanza la capacidad de Lula para llevar a cabo su proyecto de democratización de aquel gran país y de la búsqueda incesante de una mayor justicia social.

Sigo confiando en Lula como el primer día. Sigo amando a Mandela y ojalá pueda incorporar en ese selecto grupo a Obama.

9 comentarios:

Arriero dijo...

Julia: Sin querer vuelvo. Sé que estas cosas son el delirio de un viejo trasnochado como soy yo y que son mentira. Para ti no existen, me distes unos cuentos brindis al Sol y con “Viva Cartagena” me mandaste con cajas destempladas. Todo perfecto pero te olvidaste de lo esencial y fue hacer en tus respuestas el más mínimo comentario a las denuncias que hice de Zapatero, vendedor de armas y “Hombre de Paz” y a sus sumisos seguidores que alegremente salen a manifestarse contra la matanza de palestinos, propiciada entre otros por su querido Jefe de Partido Socialista (PSOE)

Todo lo que ha rodeado este tema es, REPUGNANTE Y LAMENTABLE.

Allá vosotros y vuestra “generosa” conciencia.

Un saludo de Arriero.

Ahora si quieres, sigues leyendo.


Zapatero ha armado a Israel
23.01.09 | 16:00. Archivado en Oriente Medio



(PD).- Mientras Rodríguez Zapatero dedica su retórica a presentarse como hombre de paz y crítico con Israel por su acción contra Gaza, su Gobierno ha multiplicado por cuatro la exportación de armamento a este país.
Si las palabras y los gestos lo fueran todo, los palestinos no tendrían en Europa mayor defensor ni Israel crítico más severo que el Gobierno español. Ha conminado al Estado judío a que detenga la masacre de su ataque a la Franja de Gaza, ha retado al PP a que se moje como ellos en defensa de Palestina y ha respaldado una manifestación contra el ataque del Tsahal en la que se coreó el lema “Israel, asesinos”.

Pero los hechos son otra cosa, como le han recordado el jueves los convocantes de una manifestación organizada para protestar contra la hipocresía de Zapatero, cuyo Gobierno vendió a Israel material de defensa y doble uso por valor de 4,5 millones de euros entre 2007 y la primera mitad de 2008.

La revista Época ya adelantó la noticia en su último número, y ahora es Amnistía Internacional la que denuncia y pide al Gobierno que aplique un “embargo total” de armas a Israel, que esta semana ha iniciado su retirada de la Franja de Gaza, que ha sido atacada durante días después de que la organización terrorista Hamas rompiera la tregua que mantenía con el Gobierno israelí.

En su informe, la organización internacional reconoce que “no se puede conocer el tipo exacto de armamento y productos exportados porque el Gobierno elude esta información en sus estadísticas oficiales”, pero constata que se han vendido a Israel “armas con cañón de ánima lisa, con calibre inferior a 20 milímetros”, que engloba “fusiles, carabinas, revólveres, pistolas, pistolas ametralladoras, ametralladoras, silenciadores, visores y apafogonazos”.

AI añade que el Gobierno del pro palestino Zapatero -“nosotros nos mojamos”- autorizó también la venta de una partida denominada “bombas, torpedos, cohetes, misiles”, que incluía granadas, botes de humo, cohetes, minas, misiles, cargas de profundidad, cargas de demolición, “productos pirotécnicos”, granadas fumígenas, bombas incendiarias, cartuchos y simuladores, entre otros.

Aumentan las transacciones
Según el último informe de estadísticas sobre exportaciones de material de defensa que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha remitido al Congreso, el 94,13% de estas exportaciones (armas y equipos de formación de imagen) tuvieron como destinatario final al Ejército israelí, mientras que un 5,87% tuvo un uso final privado, porcentaje que se corresponde con la partida de 91.000 euros.

España también vendió a las Fuerzas Armadas de Israel en el mismo periodo materiales como máscaras antigás, trajes blindados y sustancias químicas (lubricantes, fluoruros, sulfuros y cianuros) por valor de 4.968 euros, así como ordenadores por valor de 796.600 euros.

En los dos últimos años, España, lejos de reducir sus exportaciones de material militar a Israel, las ha multiplicado por cuatro, algo que sin duda el presidente del Gobierno pasó por alto al hacer pública su postura pro palestina. España ha pasado de vender armas a Israel por valor de 488.690 euros en 2005 ha hacerlo por 2.366.820 en 2007.

Denuncia de IU
Esta hipocresía ha motivado la crítica de sus socios de Izquierda Unida en el Congreso, cuyo ex secretario general, Gaspar Llamazares, recordó que el Gobierno ha “incumplido” el Código de Conducta de la venta de armas de la Unión Europea, que prevé que las empresas que pretenden exportar armas a Israel deben solicitar previamente una autorización al Gobierno, quien puede aceptarlas o denegarlas. Uno de los criterios que debe seguir el Gobierno es que no se pueden autorizar exportaciones a países que no respeten los derechos humanos o en los que haya tensiones o conflictos armados.


NOTA DE ARRIERO: Este comentario no corresponde publicarlo en este entrada que habla de Brasil. Expresamamente he querido hacerlo aquí a fin de que pueda tener más notoriedad que si lo hago en la atrasada a las que me refiero al principio. GRACIAS Y DISCULPAS

Julia dijo...

Arriero, me gas dejado sin palabras y con un nudo en la garganta. Al final lograrás amargarme la vida. De todos modos, como no pienso rendirme tan fácilmente, averiguaré todo eso que dices y te contestaré. Si tienes razón te la daré y me quitaré el sombrero, pero si eres malintencionadamente subjetivo, te lo diré con todas las letras.

Volveremos a hablar del tema.

Arriero dijo...

Vuelvo a romper por enésima vez en mi vida las miles de promesas incumplidas de no volver a escribir.

Es igual, Julia. Nunca te convencerás de lo evidente porque lo evidente no suele gustar escucharlo y porque además, lo evidente es tan subjetivo como el olor de una flor.

Un día, te recomendaré que leas el manifiesto escrito por el poeta gaditano J. Téllez que nos leyó al final de la 23 Marcha a Rota (2003) y que tuve el privilegio de escuchar personalmente en directo a las puertas de la Base Conjunta Militar. Yo fui una de aquellas más de 70.000 personas que nos dinos cita en el Puerto de Santa María y caminamos hasta la Base. Es todo un privilegio el haber estado allí y no sólo aquel año que era fácil hacerlo; había participado antes y participé después.

Ante mi, ninguna persona se debe quitar el sombrero y menos una mujer luchadora que mamó en su juventud de la utopía más maravillosa que la inteligencia política ha dado. En todo caso yo me rindo por aquella época gloriosa de tu vida de militante en la CNT, según me contaste. Tampoco me sacarás los colores si consigues demostrar que te he mentido por culpa de terceros (he copiado y pegado. Mis fuentes también están a tu alcance) entre otras cosas porque sé lo que leo y donde lo hago y sé que no mienten. La manipulación, la mentira se da en otro campo político, al que yo desprecio. Nunca intencionadamente la he visto donde yo me muevo (cincuentones y setentones “roqueros” que nunca morirán) y pruebas las tenemos todos los días.

Saludos.

P.D.: Yo no intento amargar a nadie, en todo caso lo harás tú solita o te lo harán otros y si sin querer lo he hecho, mis DISCULPAS.

Julia dijo...

Apreciado Arriero:

Verás, he buscado información sobre el tema del comercio de armas y sobre el papel que el gobierno de España tiene en todo este asunto y sí, parece que tienes razón, desgraciadamente España es un importante exportador de armas. Y no me gusta nada, por supuesto. Podría ser una egoista y decir que, mira como no es Catalunya quien las exporta... pero no, yo soy solidaria con el resto de España y acepto esa realidad para bien y para mal, con todo lo bueno y con todo lo malo, porque en la vida no se puede siempre escoger esto de aquí y esto de allá. Hay veces, la mayoría de ellas, que las cosas te llegan en paquetes, o lo tomas o lo dejas. Por otra parte ¿es todo culpa del gobierno? ¿No son los obreros que fichan en esas fábricas cada día quienes producen las armas? También podrías meterte con ellos y decir que se vayan a su casa, puede que mueran de hambre pero qué importa, el caso es que mueran puros ¿no?
Yo creo que cuando llegó este gobierno, todo eso ya estaba ¿o es que las fábricas de armas las han montado los políticos? Otra cosa es que no, no gusta un comercio así pero ¿qué hacemos, lo chapamos todo y a tomar por culo? De momento y teniendo en cuenta que no es tan fácil limpiarlo todo de un plumazo, lo que creo que hay que hacer es apoyar a ONGs como Intermón Oxfam y Amnistia Internacional para que presionen tanto a gobierno como a fabricantes en un intento de regular ese horrible comercio lo más posible. No, seguro que no será tarea fácil. De hecho, las armas se fabrican y sirven para matar, así que mientras se sigan fabricando, alguien caerá muerto. Ojalá llegue el día en que no existan las armas, ni el dinero, ni tantas cosas dañinas para el ser humano, pero de momento ahí está.
Mira Arriero, el mundo que han forjado los hombres (y digo los hombres porque las mujeres nos hemos incorporado hace dos días) es una cloaca. Pero no es una cloaca porque los políticos de ahora lo hayan hecho así, lo es desde los siglos de los siglos. Muchos de los gobiernos actuales lo que intentan es que esa cloaca sea al menos un poquitín más limpia. Para ello tienen que hacer mil equilibrios cada día entre mantener el tejido productivo del que come la población e intentar que poco a poco nos vayamos civilizando. ¿Es posible cambiar las cosas? Sí, de hecho han venido cambiando desde que el hombre decidió ponerse de pie y te puedo asegurar sin temor a equivocarme que, en general, nunca ha sido mejor que ahora.

Creo sinceramente que lo tuyo, y perdona que sea tan ruda, es pura demagogia. ¿Qué haces tú para mejorar el mundo, quejarte? No me sirve. Tú te quejas y te consideras un santo que levita por encima del bien y del mal. Te encierras en tus poetas y te crees con derecho a juzgar a todo el mundo. Yo vivo en un mundo real y, sin dejar de soñar con la utopía, reconozco que la vida no es fácil y que dirigir un país es una tarea muy complicada. Soñar podemos soñar, pero cuando se trata de vivir, hay ocasiones en las que te tienes que manchar las manos para seguir adelante. Y si no te las manchas es que eres una rémora que se pasa la vida juzgando sin miedo a que le juzguen porque no se puede criticar la obra de quien no la tiene y no aportas nada para solucionar los complejos problemas que comporta la vida en sociedad que nos hemos montado. Porque protestáis sin parar pero luego exigís que los aviones estén a punto cuando os plazca viajar, que los trenes sean puntuales, que las gasolineras dispensen gasolina siempre que se os antoje ir en coche, que el agua de la ducha salga caliente cada mañana (poco os importan las maniobras para lograr los carburantes y las energías), qe los servicios sanitarios estén ahí cuando se necesiten, que la administración os pague un subsidio si os quedáis en paro, y tantas y tantas cosas más que comportan esta cómoda vida que vivimos. No sé si tienes familia pero me imagino que de ser así, has hecho lo posible porque tus hijos estudien y has dispuesto de escuelas de calidad para ello. No me vengas con que antes se vivía mejor, puede que en tu caso concreto sí, pero si tan honrado eres debieras tener en cuenta el interés general y no solo el tuyo. Otra cosa será que acabemos por perder los derechos que en su día conquistamos si nos quedamos lloriqueando en un rincón en lugar de defenderlos. A ti te dan asco todos los políticos y creo que no tienes ningún derecho a juzgar a nadie. Es mejor quien se equivoca intentando hacer algo que quien solo sabe quejarse sin aportar más que rencor y lamentos.

Y puestos a hablar claro te diré que, sí, yo también creo que Israel se ha pasado en este conflicto, pero no me sirve el cuento de los malos malísimos y los buenos buenísimos. Los palestinos debieran ponerse de acuerdo entre ellos y alcanzar los acuerdos necesarios para que sus hijos puedan crecer en paz de una puta vez, en lugar de enviarlos en misiones suicidas. Porque ¿para qué sirven los héroes muertos? En fin, no quiero hablar más de la cuenta de un conflicto que no acabo de entender del todo porque hay en él muchos puntos oscuros. De esos territorios confio en las organizaciones pacifistas de uno y otro bando. Ya ves, en Israel también hay pacifistas que se la juegan por defender a las víctimas de Palestina pero de esos no hablas porque a ti lo que te gustan son las películas de buenos muy buenos y malos muy malos. Y soy consciente además, de que al final serán los políticos de las potencias de uno y otro bando (no los directamente afectados), quienes acabarán pactando los acuerdos que aporten algún tipo de solución, tanto si venden armas como si no. Y acabará pasando (siempre ha sido así) lo que en las películas de conflictos, que hay un montón de muertos y al final los vivos acaban celebrando una fiesta. Yo de pequeña no lo entendía, cuando veía que el chico y la chica se besaban tan felices pensaba, anda y ¿qué pasa con los muertos? Pues pasa que la vida sigue y así será en esa zona. Yo solo espero que sea más pronto que tarde y creo que no depende solo de un lado.

A mi también me gustaría vivir en el País de las Maravillas o en el de Nuncajamás, pero ni soy Alicia ni soy Peter Pan, así que intento echar una mano desde mi modesta posición para limpiar esta cloaca para que sea cada vez un poquitín más habitable. Digo que lo intento, no que lo consiga, pero por más que tarde en notarse el esfuerzo, no dejaré de hacerlo. Dijo Kennedy, lo que buscamos puede que no lo veamos nosotros ni lo vean en más de cien años, pero hay que empezar.

El gobierno que tenemos no es perfecto, claro que no. En democracia los gobiernos son un fiel reflejo de la sociedad que representan, así que no nos pavoneemos tanto y reconozcamos que sus limitaciones son nuestras limitaciones. Desde que salimos de las cavernas hemos andado un largo trecho pero aún estamos en camino. Y si no estamos dispuestos a autoexiliarnos a la Tierra del Fuego, si lo que hacemos es quedarnos a vivir entre imperfectos para disfrutar de los logros y comodidades que hemos alcanzado entre todos, no tengamos la desfachatez de considerar que solo tenemos el derecho a juzgarlo todo pero ninguna obligación de arrimar el hombro.

Creo sinceramente y te lo digo sin acritud, que el puritanismo ideológico solo sirve para justificar el inmobilismo.

Saludos.

Arriero dijo...

"Joerrr", Julia. Deja un poco Sol a los demás para cuando queramos brindar por él.

Todo muy "Made in Julia". En fin, no hay más comentarios.

Saludos.

Arriero dijo...

No veo publicado mi breve comentario.

Decía más o menos así: "Joerrr", Julia, deja un poco de Sol a los demás para cuando queramos brindar por él.

Esta vez te superas en la línea más fiel de "Made in Julia". En fin, no haré más comentarios.

Saludos.

Anónimo- Arriero dijo...

Qué curioso. Hago un breve comentario al último tuyo y no hay forma de verlo publicado.

alerts dijo...

jiewu98
oluoba66
bacailuona
xinxilan01
moxige

Juan Manuel dijo...

"Arrieritos somos, y en el camino nos encontraremos" dice el refrán.

Y arrieros como éste hay algunos en el camino. Al final son los que hacen la "pinza" con otros arrieros, que permiten beneficiar a éstos ultimos y retroceder el avance general de todos los demás. Después son todos quejas y lamentaciones.

En cualquier caso, Julia, has sabido ponerlo en su lugar. Yo en cambio no hubiera tenido tanta paciencia.