18/10/09

Golpes que da la vida


Hoy me tocaba hacer un artículo sobre el II Congrès de les Dones de Barcelona que fue un auténtico acontecimiento y de cuyos resultados me siento muy satisfecha, pero otro acontecimiento me ha impedido hacerlo. Ha muerto el compañero Luis Llorente Alonso, padre de mi muy querido amigo Luis Llorente y no estoy para artículos. Mañana a las siete de la mañana salgo para Madrid para estar a su lado y expresarle con un fuerte abrazo cuanto siento que esté pasando por un momento tan difícil. Así que os dejo con un pequeño poema de Federico y cuando vuelva ya retomaré la actividad.


Si muero,
dejad el balcón abierto.

El niño come naranjas.
(Desde mi balcón lo veo).

El segador siega el trigo.
(Desde mi balcón lo siento).

¡Si muero,
dejad el balcón abierto!
.
.

7 comentarios:

zel dijo...

Paso por su casa virtual a dejarle un abrazo, el siempre lo tiene para los demás...
Besos amiga!

crepusculo dijo...

Querida Julia, no estes triste, la muerte es un nuevo comienzo.Cierra los ojos y en silencio medita un momento, busca dentro de ti y encontraras tu alma, eres tu para siempre.Un beso

Hapi dijo...

hello... hapi blogging... have a nice day! just visiting here....

azul dijo...

Lo siento...

Julia dijo...

Gracias...

MaryLou dijo...

Un fuerte abrazo!!!

Paquita dijo...

Es importante estar al lado de los amigos cuando la vida nos dá estos palos.

Lo siento, besitos Julia.