10/10/09

Bien por los buzos




Submarinistas voluntarios recuperan 800 kilos de basura del fondo del mar en BCN
.
Cansada de noticias escabrosas sobre Berlusconi, el caso Gürtel, el caso Millet, los intentos de los presuntos implicados por crear cortinas de humo y extender sus culpas como manchas de aceite, con el fin de despistar al personal dispersando responsabilidades hasta difuminarlas, he decidido pasar de todo y buscar noticias buenas. La verdad es que no he encontrado muchas, todo hay que decirlo. Está lo de Obama, que aunque los escépticos de siempre y los envidiosos de toda la vida se llenarán la boca diciendo que no lo merece, bla,bla,bla,bla,bla..., yo creo que solo por ser quien es y haber llegado a donde está, ya se lo merece. Además, la actitud que viene demostrando de intentar enfriar los ánimos entre los distintos paises, el reconocimiento público de que las cosas no se están haciendo bien en Irak y Afganistán y que hay que buscar una fórmula para solucionar los conflictos, ya es mérito suficiente, siendo como es el presidente de los Estados Unidos de América. Pero no era de Obama de quien quería hablar, aunque no me cansaría de hablar de él (si en el futuro me demuestra que me equivoco, ya lloraré, pero de momento nadie me va a quitar la esperanza y la ilusión), de quien quiero hablar es de ese grupo de submarinistas voluntarios de la Guardia Urbana, la Cruz Roja y el Club Vanasa Dive que han sacado 800 kilos de basura del fondo del mar en Barcelona.
.
Y habrá quien considere que es un tema menor, que lo que importa es la crisis, el paro, etc., etc. Sin embargo yo creo que es este un tema tan importante como los otros, porque si no somos capaces de preservar este planeta, ya no hará falta que nos preocupemos de crisis o de empleo. A mí me da mucha pena cuando voy a la montaña o a la playa, encontrar basura por todas partes. Me da mucha pena por dos razones, una porque maltratamos a la naturaleza que nos dio la vida y otra porque no me entra en la cabeza que tanta gente sea tan insensible como para no darse cuenta del daño que hace. Pero en fin, no todo van a ser malas acciones. Estos submarinistas hacen un gran trabajo y nos demuestran que además de quejarnos también podemos hacer cosas útiles. Desde aquí mi agradecimiento por su civismo y su generosidad. Gracias.

De ahora en adelante me dedicaré a buscar ejemplos de buenas conductas, que seguro que los hay en abundancia, aunque la próxima semana la dedicaré a la mujer porque los días 16 y 17 celebraremos el II Congrès de la Dona en Barcelona y el tema bien merece la atención de cuantos y cuantas luchamos por hacer entender a todos que ninguna sociedad puede avanzar sin contar con la mitad de su gente.

P.D: Aunque intentaré dar prioridad a las buenas noticias, no creo que sea capaz de callar cuando algo me indigne demasiado. Hay que reconocer las propias limitaciones, es lo que hay...
.

2 comentarios:

Mistral dijo...

Enhorabuena por tu blog, es actual y lleno de buenos sentimientos.
Un abrazo

Julia dijo...

Gracias Mistral por tus palabras. Acabo de entrar en tu blog y, como verás, he creado un link en el mio para estar al día de lo que publicas porque tus poemas son muy hermosos y también muy reales y llenos de buenos sentimientos.

Un abrazo