23/11/08

NO A LAS BOLSAS DE PLÁSTICO

Uno de los temas que tenía pendiente comentaros era por qué estoy en contra de las bolsas de plástico. Como sigo estándolo, aunque la sociedad se niega a entenderme (no hay manera de convencer a las dependientas del mercado que se ahorren el coste de las bolsas de plástico), reproduzco una de las muchas informaciones que corren por Internet sobre el tema. Espero que cause en vosotros el mismo efecto que causó en mí y me ayudéis a luchar porque se limite el uso de las bolsas de plástico a lo imprescindible. Por ejemplo, si vamos al mercado con carro de la compra ¿por qué llenarlo de bolsas de plástico si podemos transportar las naranjas, pimientos, melones, patatas, etc., sin necesidad de envolverlo todo con el maldito plástico? Y en el super lo mismo, ¿por qué no llevamos en el bolso, en la mochila o en el bolsillo una pequeña bolsa de tela que podemos desplegar y transportar la compra en ella tan ricamente, en caso de que tengamos que pasar por el super de improviso o de vuelta del trabajo y no tengamos tiempo de ir a casa y coger el carro de la compra? Bueno, no sé, tampoco quisiera parecer la loca antiplástico. Solo os pido una cosa, leed lo que viene a continuación y luego juzgad vosotros/as mismos/as.



Plástico por toneladas en el Océano Pacífico
Escrito por José Ángel Atiénzar
Sábado, 9 de febrero 2008

"El mundo usa un millón de bolsas plásticas por minuto. Estas no se biodegradan, no importa lo delgadas que sean pues están hechas por moléculas derivadas del petróleo. Las bolsas solo se fragmentan en pedazos más y más pequeños, incluso más pequeños que el diámetro de un cabello humano. Todo el plástico fabricado hasta hoy, sigue existiendo."
El Océano Pacífico es el 50% del planeta. Lo que le suceda a este océano afecta a todos. El Niño es prueba de ello, empieza en las costas del Perú, en el Pacífico Sur, ocasionando alteraciones en todos los sistemas climáticos del hemisferio norte. El Pacífico Sur esta lleno de plásticos, y otros químicos producidos por el hombre. Ahora, al filo de la saturación, este hecho esta acelerando drásticamente el calentamiento global y con ello, un aumento en la frecuencia e intensidad de El Niño.

El sistema de corrientes del Océano Pacífico recoge aguas de todas las corrientes del planeta, convirtiéndose en el colector de contaminación producida y vertida por todos los continentes. Los océanos del mundo suplen del 85% de oxígeno y nitrógeno al mundo producido por la microflora y micro fauna que viven en su superficie. Sin el océano, nadie podría sobrevivir, ni siquiera un cactus.

Los océanos del mundo, esenciales para la vida, están muriendo. Los cuerpos de miles de ballenas, delfines y lobos marinos están llenos de toxinas (pcbs, derivados del petróleo y plástico) y al varar son considerados desechos tóxicos por muchos países. Los corales están desapareciendo. Decenas de miles de aves marinas están muriendo. El plankton, sostén de la vida en la cadena alimenticia, está muriendo. Los científicos de todo el mundo estamos documentando el fin de la vida conocida.

Uno de los peores contaminantes es el plástico. En la actualidad, se puede encontrar 3 Kg. de plástico por cada medio kilo de plankton en el mar, acumulándose en la ahora denominada GRAN MANCHA DEL PACÍFICO. En el Perú, se ha calculado 3 Kg. de plástico por metro cuadrado de playa. Aves, peces, tortugas y mamíferos marinos están ingiriendo esto, confundiéndolo con alimento, millones mueren en todo el mundo. Sus cuerpos se biodegradan, pero el plástico ingerido se mantiene para matar una y otra vez en la cadena alimenticia marina.
Las bolsas plásticas cubren miles de kilómetros de fondo marino. En algunas áreas del océano profundo, no se ha podido encontrar el fondo, pues esta cubierto por grandes capas de bolsas plásticas. La mitad de todos los plásticos vertidos al océano se hunden, y al suceder, las moluscos, crustáceos, y otros pequeños animales que son parte de la cadena alimenticia encargados de la limpieza del mar terminan muriendo.

El mundo usa un millón de bolsas plásticas por minuto. Estas no se biodegradan, no importa lo delgadas que sean pues están hechas por moléculas derivadas del petróleo. Las bolsas solo se fragmentan en pedazos más y más pequeños, incluso más pequeños que el diámetro de un cabello humano. Todo el plástico fabricado hasta hoy, sigue existiendo. Los plásticos contaminan el mar, el suelo y los alimentos, pues contienen y vierten continuamente moléculas de PCBs (bifeniles policlorados derivados del petróleo), químicos utilizados y producidos por la industria humana ahora encontrados en toda la cadena alimenticia desde los pequeños invertebrados hasta los seres humanos. Estas toxinas liberadas por los plásticos desde los años 70 han llegado a la leche materna de humanos y animales alrededor del mundo, razón por la cual el índice de cáncer se ha elevado de 1 en 10 durante 1975, a 1 en 2 en la actualidad. Esta amenaza esta creciendo aceleradamente. Para que tanto humanos, plantas y animales sobrevivamos, debe detenerse la fabricación del plástico y reducirse su uso.

Qué podemos hacer?

El océano puede revertir esta amenaza si se deja de envenenar. Algunos ríos en Estados Unidos, China y Europa, alguna vez tan contaminados que se podían quemar, ahora se encuentran saludables. La naturaleza puede recuperarse, pero hay un punto donde el envenenamiento ambiental es de tal magnitud que la recuperación no puede darse. Nadie sabe aún cual es ese punto. El primer paso es dejar de usar el océano como un basural. Detener el uso de las bolsas y botellas plásticas debería ser una acción inmediata de conciencia social.

La mayor parte de los seres humanos desconocemos el estado en que se encuentra el océano, lo que éste significa para nuestras vidas, como contribuimos en su deterioro, y como podemos detenerlo. DIFUNDE ESTE ARTÍCULO Y ESTA PROBLEMÁTICA.

Cada año, se consumen 100 billones de bolsas plásticas tan solo en los supermercados y estos son arrojados produciendo 400 mil toneladas de estas en el mar. EL MUNDO USA UN MILLÓN DE BOLSAS PLÁSTICAS POR MINUTO...Y LAS VERTIMOS AL MAR. No necesitamos bolsas plásticas. Con ellas estamos matando el océano, a nosotros mismos, y a nuestros descendientes en corto plazo.

Empieza desde tu casa con la reducción del uso de las bolsas y botellas plásticas.

No aceptes bolsas o bolsitas inútiles donde solo entra una pastilla.

Busca artículos de vidrio.

Utiliza bolsas de tela.

Las bolsas de papel no son viables porque usan millones de árboles y su procesamiento también libera toxinas al ambiente; sin embargo, muchas personas alrededor del mundo están volviendo al uso de bolsas de tela o paja trenzada. Algunos países conscientes de los peligrosos efectos del plástico para la salud están vetando su uso, tales como Sudáfrica, Taiwan, Bangladesh, Francia, India, y ciudades como San Francisco en EE.UU., algunas otras en China y muchas otras en Alaska. En Australia e Irlanda, se esta aplicando impuestos al uso de bolsas plásticas.
Detener el uso del plástico es algo que todos y cada uno de nosotros podemos hacer.

8 comentarios:

Ar. dijo...

El tema lo veo sencillísimo.

Quienes mandan, legislan y gobiernan en Europa, América etc. acuerdan que a partir de 2010, quedan prohibidas las bolsas de plástico en los establecimientos de alimentación, librerías, ropa etc. y establecen que sean sustituidas por papel (como ya ocurre en algunos paises)

¿Pasamos a otro tema?

Julia dijo...

Por mi perfecto.
¿Y si dejamos de utilizar tanto plástico desde ya en lugar de esperar al 2010? ¿Y si en lugar de esperar que sea siempre el estadodiospadre quien nos resuelva los problemas, aprendemos a poner también un poquito de nuestra parte? Al fin y al cabo, si el mundo se va a la mierda, nos iremos todos, tanto si los gobiernos legislan como si no, ¿no?

Julia dijo...

Ah, por cierto, se me olvidaba decir que sustituir todo el plástico que utilizamos por papel, no sé yo si será muy buena idea. A ver si vamos a tener que hacer árboles de plástico si utilizamos tanto papel. ¿Y una bolsita de tela en el bolso o el bolsillo para preveer necesidades inesperadas? ¿O es que esa sencilla costumbre nos resultaría un sacrificio demasiado grande?

Ar. dijo...

Me apunto a cualquier iniciativa inmediata y me sumo a que se recicle mucho más papel que se hace actualmente y que nunca más se vuelva subvencionar, por ejemplo, papel "virgen" para la prensa. Que se edite en reciclado. Salvo el papel para ciertos menesteres personales e íntimos, el demás puede ser un poco más áspero y tostado, no pasa nada.

Ahora bien, mientras los altos administradores nos aconsejen que 21º de temperatura es la ideal y en cualquier ayuntamiento, diputación, organismo nacional, autonómico etc. el termómetro está mucho más alto (es solo un ejemplo REAL en zonas frías) quiere decir, que al tiempo que cambiamos de bolsas lo hagamos de políticos.

Saludos

Julia dijo...

Apreciado Ar:

Si estás dispuesto a asumir la responsabilidad y logras que el personal cambie de actitud, tanto en la admnistración pública como en la calle, cuenta con mi voto.

Ar. dijo...

"... que el personal cambie de actitud, tanto en la admnistración pública como en la calle, cuenta con mi voto"""


Me temo que nunca contaré con tu voto.

Para vamos a ver, Julia. Los gobernantes de todo el mundo están para promulgar leyes, disposiciones etc. que son de OBLIGADO cumplimiento por TODOS. Si se prohíbe la utilización en Europa de bolsas de plástico, esa ley se va a cumplir, como se cumplen otras muchas. Ni tú ni yo, estamos para empezar campañas a nivel mundial, ni siquiera local Los ciudadanos bastante tenemos con pagar nuestros impuestos y tener que soportar la mediocridad, la vagancia, la incompetencia y por supuesto la corrupción y rapiña de los políticos, no de todos pero sí de muchos y de cualquier partido político, refiriéndome concretamente a España.

Nosotros no estamos para promulgar leyes, podemos dar una opinión sobre ciertas materias concretas que luego los políticos JAMÁS la tendrán en cuenta (otra cosa muy diferente, es que el mensaje venga de la mano de los poderosos)

Julia este tema, el de los plásticos y todos los demás, existen porque los intereses de los capitalistas (que no tienen ni patria ni corazón) van de la mano del de los políticos y estos últimos son los únicos que en teoría pueden enfrentarse a los primeros.

¿Qué pretendes, qué mañana haga un huelga de hambre enfrente de una delegación del gobierno con una pancarta pidiendo que si los plásticos, no sé qué?

La clave es, VOLUNTAD POLÍTICA de querer hacer algo y en España, salvo para temas partidistas, no abunda.

Saludos.

Julia dijo...

Querido Ar, tus argumentos no son más que la excusa del mal pagador. O sea que como los políticos son unos corruptos, unos mediocres, unos insensibles y unos burócratas, es decir algo así como unos tristes delincuentes aburridos y sin piedad ¿no es cierto? Pues eso, que como ellos son así, nosotros que somos una maravilla de personas, unos seres brillantes y de gran corazón, unos elementos imprescindibles para que siga existiendo algo ético en este mundo, pues nos podemos permitir el lujo de pasar olímpicamente de preocuparnos por el exceso de plástico en el planeta, pasarnos por el forro cualquier iniciativa que promueva el reciclaje de las toneladas de basuras que somos capaces de crear, porque eso sí, la basura no la crean solo los políticos que son unos corruptos, también la creamos nosotros aunque seamos tan brillantes, tan éticos y tan solidarios. Y así funciona el mundo, unos son corruptos y otros pasamos de todo porque estamos muy cómodos en el papel de víctimas ¿no es así? Pues mira, yo me niego a pasar de todo. Y me da igual lo que digáis las mentes brillantes e imprescindibles. Yo no juzgo a todo el mundo por el mismo rasero porque sé que en todas partes hay personas de muy diversa condición y ser buena persona o no, ser solidario o no, ser ético o no, ser brillante o mediocre, ser en definitiva más o menos útil para la sociedad, no tiene absolutamente nada que ver con ser político, médico, obrero, profesor, artista o funcionario. Tiene que ver con la calidad de la persona que no la hace precisamente la profesión sino su capacidad para entender al otro, su humildad para no considerarse superior a nadie, su predisposición a defender la vida en la tierra en lugar de aprovecharse de ella o pasar de todo. En definitiva Ar, por sus obras los conoceréis y no por sus palabras. Así que voy a dejar de parlotear como una cotorra y voy a seguir en lo mío que es luchar por aprender un poquito cada día y tratar de ser respetuosa con el medio y con la gente, tratar de aportar mi pequeñísimo granito de arena o gota de agua que como dijo Edmond Tutu, todos los grandes ríos, lagos y oceános están formados por muchas gotas de agua.

Un abrazo y, sé crítico, eso está bien, pero no seas tan amargo que eso no te hace ningún bien ni ayudas a nadie con ello.

Ah, por cierto, yo no pretendo que hagas ninguna huelga de hambre ni nada de nada. Yo respeto profundamente la libertad de cada cual y confio en que cada cual sabe qué tiene que hacer. Bastante trabajo tengo con saber qué tengo que hacer yo, por eso siempre trato de ser positiva y respetas al otro, porque al menos si me equivoco, siempre lo haré con buenas intenciones.

Ar. dijo...

Julia,practicas la demagogia, puede que yo yambién, con una ligereza que asombra.

A ¡¡LUCHAR!!, primero contra los tuyos (tu compromiso político es tu drama) y después contra los demás.

Cordiales saludos.