1/2/10

Amenaza fundamentalista

31/1/2010 17:27 h POR AMENAZAS A UNA MUJER

La Confederación Española de Policía pide la expulsión del imán de Cunit
EFE
BARCELONA
La Confederación Española de Policía (CEP) ha pedido hoy que el imán de Cunit (Baix Penedès) acusado de coaccionar, calumniar y amenazar a una mujer de origen marroquí que se negaba a ponerse velo, sea expulsado del país, y ha advertido de un "repunte" del integrismo en la provincia de Tarragona.

"La Administración debería expulsar a estas personas de España por no respetar unos de los máximos valores universales y democráticos: la libertad y la igualdad", ha señalado en un comunicado el comité provincial de Tarragona del sindicato de policía.

El CEP sostiene que el Gobierno debería exigir a los representantes islámicos en España que personas como el imán de Cunit, después de ser juzgados y condenados, "abandonen nuestro país de forma inmediata y definitiva".

Es curioso las vueltas que da la vida. Años atrás no me hubiera imaginado nunca diciendo esto, sin embargo hoy lo digo con todas las letras: ESTOY TOTALMENTE DE ACUERDO CON LA CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE POLICIA. Yo también pido que personas como el imán de Cunit sean inmediatamente expulsadas del país. Son un peligro para la sociedad en general y para su propia gente en particular. Demasiado tiempo y demasiados sacrificios nos ha costado en este país alcanzar la igualdad de género que tenemos (aunque queden todavía temas pendientes), para que ahora tengamos que soportar a unos individuos que pretenden hacer que Europa también regrese a la Edad Media como está ocurriendo en sus propios paises.

Libertad de expresión SÍ
Libertad cultural SÍ
Libertad para humillar y maltratar al prójimo NO

Y al que no le guste que se largue que ya está haciendo tarde. Aquí las mujeres son libres, tanto si vienen del norte como si vienen del sur. Aquí aceptamos de buen grado a las personas que vienen con la intención de respetar y ser respetadas. No queremos maltratadores, ya tenemos bastante con  los que desgraciadamente aún tenemos entre nosotros. Así que el que no sea capaz de entender que este es un país libre con vocación de seguir siéndolo, lo mejor que puede hacer es salir por donde entró y no volver nunca más.
.

                                                                          ASÍ NO.ASÍ
                                                                     
               ____________________________________________________________________

                                                                              ASÍ SÍ

                                                                  .
.

9 comentarios:

Fernando dijo...

Hola, Julia: Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario. Deberíamos ser mucho más inflexibles con los que olvidan que somos un país hospitalario pero que aquí nos regimos todos por las normas que libremente nos hemos dado NOSOTROS.

Hay demasiada tolerancia con los árabes y eso debe acabar. Ellos tienen que asumir nuestras costumbres y lo único que están haciendo es intentar imponer las suyas.

Todos fanatismos, que al final siempre lo son de carácter religiosos, son muy peligros y la intolerancia de estas personas se pone de manifiesto todos los días pero... ¡ojo! no olvidemos además, que la media de hijos por pareja, es altísima. El tiempo nos dirá algo en este sentido.

Cuando se pudo regular la entrada de emigrantes no se hizo o se hizo en plan chapuza y se admitieron situaciones disparatadas, quizá pensando en algunos casos, que podrían ser futuros votantes y ahora puede que sea ya demasiado tarde para arreglar muchas cosas que jamás debieron consentirse.

Algunas muchachas árabes, son obligadas a llevar el velo contra su voluntad (otras, la mayoría, no) porque saben que sino lo hacen, la paliza, como mal menor, es segura.

Julia, ¿Quiénes son los responsables de consentir y permitir estas situaciones? ¿No lo son los cantamañanas de siempre?

Un abrazo.

Nerim dijo...

Fernando pregunta ¿Quiénes son los responsables de consentir y permitir estas situaciones?
- Nosotros-. Nosotros hemos hecho que los diferentes gobiernos permitan esa intrusión en nuestra cultura y forma de vida.
Que el fundamentalismo es una amenaza a nuestras leyes y a nuestras costumbres se sabe desde hace decadas, pero hemos sido demasiado donquijotescos. Todos hemos sido demasiado tolerantes con los arabes, tienen ayudas para todo y los Imanes cobran subsidios y ayudas estatales por sus mujeres, por sus niños y enciman reciben y disfrutan de las ayudas por sus mal llamadas "asociaciones culturales islamicas".
Y ¿porque lo hemos hecho?, por miedo y ahora ¿porque nos quejamos?
porque apenas estamos abriendo los ojos ante tamaña amenaza. Toda europa está igual, toda europa calló por miedo, otorgó derechos por miedo, en una palabra, han vendido europa a los arabes por miedo. Ellos han sido más listos que todos nosotros. Ellos prepararon bien la batalla y la victoria la llevan en el vientre de sus mujeres. Os imaginais que será, o mejor dicho, como será españa dentro de 6 o 7 décadas?, será islamica en todos los sentidos y nuestros derechos, nuestra libertad y nuestra vida tal y como la hemos conocido, simplemente no existirá y solo en el recuerdo de algunos estará aún viva la historia de los reyes católicos.

antonio dijo...

Los derechos hacia las personas son fundamentales en una democracia , como también lo son los deberes con la sociedad en la que convives.hay que respetar las reglas del lugar que te acoge,y si no te gustan pues te das media vuelta y para casa.
También tengo que decir que Europa no pertenece al cristianismo ni a ninguna otra religión , si miramos el mapa político veremos que hay países europeos con gran influencia islámica, con esto quiero decir que las diferentes creencias que puedan haber no son un problema en si mismas, si no que el problema está en los fundamentalistas de cualquier religión.
Saludos!

Julia dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Debo decir que estoy de acuerdo con Antonio, a mí que se nos olviden los reyes católicos me la repanpinfla, con todos los respetos. Yo aún recuerdo cuando los católicos en este país eran tan fundamentalistas como esos imanes de los que me quejo, pero no quisiera meter en el mismo saco a todos los árabes. Conozco a muchos árabes que son personas muy cultas, muy respetuosas y muy liberales. Son los primeros en denunciar que lo que hacen esos fundamentalistas es tergiversar todo cuanto se dice en el Corán, haciendo llegar el agua a su molino. Esto también lo conocemos quienes hemos sufrido el fundamentalismo cristiano. A mí las religiones me parecen todas nefastas porque tanto si te obligan a ponerte un velo, como si te envilecen haciéndote creer que algo es pecado y deja de serlo cuando pagas una bula, pues que queréis que os diga...

En cuanto a de quien es la culpa, hombre, a mí me parece muy feo echarle siempre la culpa a los mismos y defender nuestro territorio como si fuera nuestro cortijo. La tierra es de todos y no estoy por la labor de cerrar la puerta a nadie para que solo podamos comer nosotros. Somos un pueblo emigrante por naturaleza. Desde los tiempos de los tiempos se ha emigrado en este santo país, así que no sé con qué derecho creemos ahora que porque nos hemos aburguesado hasta tal punto que consideramos que nuestro país es nuestra propiedad privada, podemos decidir quien entra y quien sale, quien come y quien no come. A mí no me molesta nadie, porque todos esos emigrantes que ahora tienen problemas de trabajo, antes trabajaron y pagaron su seguridad social, teniendo en cuenta además que nuestra sociedad no se gastó un duro en su crianza y formación porque llegaron aquí ya adultos. Ahora se encuentran con problemas y nuestra obligación es echarles una mano. O sea que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Yo no me quejo de que estén por aquí los emigrantes sean de la religión que sean, de lo que me quejo es de que tienen que entender que hay algo que está por encima de todas las culturas y las religiones, y no es precisamente MI CULTURA, son LOS DERECHOS HUMANOS. Y ante eso sí que no otorgo. Que prefieran seguir manteniendo sus costumbres y su cultura a mí me parece estupendo, siempre y cuando eliminen de ello todo lo que ofenda a la mujer y evite su desarrollo en libertad.

En cuanto a que ellos tienen muchos hijos, hombre, a nosotros nadie nos impide tener más hijos, dejamos de tenerlos por comodidad simplemente. Nuestros antepasados también tenían muchos hijos y no estaban precisamente en mejores condiciones económicas que nosotros. Además, puede que España sea musulmana dentro de unas cuantas décadas pero puede también que si no es musulmana no será porque en estos momentos estamos ya teniendo serios problemas por la cantidad de personas mayores que tenemos y las cada vez menos personas jóvenes que hay para tirar del carro, así que a lo mejor tendremos que darles las gracias a los árabes por tener tantos hijos para que puedan trabajar y que podamos seguir cobrando una pensión.

Resumiendo, que siempre me enrrollo como una persiana. No me quejo de la presencia de ninguna etnia, raza o cultura en esta tierra. Solo me quejo de los fundamentalistas que no respetan el derecho de la mujer a la igualdad. Creo que en ayudar a esas mujeres a ser libres es en lo que deberíamos enfocar nuestro esfuerzo y no en quejarnos de que nos están invadiendo el pátio de atrás.

Fernando dijo...

Julia: Sola un breve puntualización.

Todos conocemos, a través de sus obras o personalmente, a personas extraordinarias pertenecientes a las más diversas culturas, razas etc. Y es evidente que nunca nos podemos referir a ellas en plan peyorativo, aunque generalicemos. No hay motivo, todo lo contario.

No sé, me das la sensación, que tu último comentario se ha producido después de una nueva lectura de tu escrito de cabecera y de haber sufrido un arrepentimiento por algunos de los conceptos y opiniones, que curiosamente compartía contigo y que en ella expresabas. También es posible, que todo haya podido ser motivado de una inadecuada interpretación mía.

Como siempre, un cordial saludo.

Julia dijo...

Apreciado Fernando

Puede que mis palabras te hayan sonado a arrepentimiento por mis declaraciones anteriores, pero te aseguro que en intención no lo es. En mi escrito anterior es cierto que se percibe una cierta rabia pero va siempre dirigida a unas personas en concreto, que son las que envian a saber de dónde para que sus ovejas no se alejen del redil. Contra los árabes en general no tengo ni he tenido nunca absolutamente nada, ni siquiera contra las mujeres que llevan velo porque así lo deciden ellas, eso sí, siempre y cuando respeten a quienes decidan no llevarlo aunque sean de su propia familia. De hecho veo continuamente tanto en Barcelona, como aquí en Malgrat, como en el tren que tanto utilizo últimamente, grupos de mujeres árabes de todas las edades que conversan y rien y se cogen del brazo y unas llevan velo y otras no. Eso es lo que yo reivindico, el respeto mútuo.

Como puedes comprobar, en el principio de mi artículo publico la nota en la que la Confederación Española de Policia de Tarragona también expresa su rechazo explícitamente hacia esos imanes que vienen enviados de fuera y envenenan la convivencia, nunca se refieren a la población musulmana en general, si así lo hicieran, te puedo asegurar que yo nunca habría manifestado mi simpatía por ellos, porque mi rechazo es también explícitamente dirigido a esos manipuladores de almas y represores del comportamiento de su propia gente.

Rechazo todo lo que implique la no aplicación de algo que para mí, aun siendo totalmente atea, es sagrado, los derechos humanos. Y lo mismo me da que ese comportamiento explotador y represivo provenga de musulmanes, católicos, budistas o de cualquier otra creencia o religión. No me siento especialmente orgullosa de la historia católica de nuestro país, así que no me quejaré de que unos integristas puedan llegar a desplazar a otros. Mi sueño es que todos ellos desaparecieran, sean del color político que sean o de la secta religiosa que sean. Abogo por la felicidad y la convivencia pacífica de los seres humanos, sin importarme el color de su piel, sus costumbres o sus fes religiosas. Tengo muchas dudas en muchos aspectos de la vida, sin embargo en este nunca tuve duda alguna. Cada cual puede ser como quiera y le de la gana siempre que no perjudique a nadie. Cada cual se puede disfrazar como le apetezca y realizar las ceremonias que quiera, siempre que lo haga sin ningún tipo de presión ni presione a nadie. Que vistan con velo solo me molesta si son obligadas a hacerlo, que vistan con burka me molesta soberanamente porque me parece una obscenidad que una mujer tenga que ir por la calle ocultándose bajo un trapo como los enfermos de lepra de antaño.

En definitiva, todo está escrito en la DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS HUMANOS y aunque sé que nuestra pobre humanidad dista todavía demasiado de llegar a cumplirlos, yo sigo creyendo en ellos y sigo manteniendo la esperanza de que poquito a poco las cosas mejorarán. Prueba de ello es que, aunque nos quejemos mucho y muchas veces con todo el derecho, si somos honestos con nosotros mismos y echamos la vista atrás sin ira pero con objetividad, cualquier tiempo pasado siempre fue peor que el presente. Confio en que cualquier tiempo futuro siga mejorando.

MARI dijo...

Querida Julia, en este post has sido muy clara, estoy de acuerdo con tu opinión en él. Tambien comparto plenamente lo que piensan Nerin y Fernando y coincido con él al observar que tus respuestas no coinciden con lo que en un principio decias.

Vivo en Cunit tres dias a la semana, hay muchisimos árabes, esta muchacha Fatima es un ejemplo que los integristas,(que són todos ellos) no quieren.La gente comenta con recelo, ellos nos ven como infieles a los que hay que convertir, no dudes que quieren vernos cón velo.

Estan unidos y estan dentro son pacientes y esperan.

Dice un proverbio árabe "Sientate a tu puerta y veras pasar el cadáver de tu enemigo"

Saludos!

Julia dijo...

Puede que tengáis todos razón, puede que la solución sea desenterrar las armas y reorganizar las cruzadas. Y puede también que yo sea una bocazas que como hablo demasiado, me contradigo a mí misma. En cualquier caso, sigo pensando, o al menos soñando con que el problema no está en los árabes sino en algunos árabes que coaccionan y envenenan a los demás. Y creo además que si no apuntamos bien el blanco corremos el riesgo de dispersar el objetivo y colaborar inconscientemente con esos individuos que quieren hacer creer a los suyos que nosotros somos el enemigo a abatir. Desde luego que me contradigo y que el problema es serio y complejo, sin darme cuenta ya estoy haciéndoles el juego y hablando de ellos y nosotros.

Qué jodida mierda que todavía existan todos esos clanes poderosos que sabem cómo utilizarlos y utilizarnos logrando así que nos enfrentemos para sacar ellos tajada. Y lo más jodido es que siempre fue así y parece que nunca aprenderemos...

Anónimo dijo...

Confetti o Panfletos !!!

http://www.subirimagenes.com/otros-2enreloj-4017927.html