5/8/09

Lubna Ahmed Hussein




-
-

espacio blanco










.
.
.
.
.
.
.
.
.
Tengo un buen amigo que me critica (crítica constructiva por supuesto) porque hago demasiado uso de las noticias de la prensa para mis artículos en el blog, que debiera escribir más sobre otros temas con mayor profundidad, contenido político y todo eso. Y sí, seguramente tiene razón. De hecho él sí escribe sobre temas de gran envergadura y profundizando, a veces hasta tal punto que algunos de quienes le envían comentarios empiezan diciendo "no me he leído tu artículo entero, pero...", que dices ¿por qué opinas entonces si no te has leído el artículo? Y es que opinan porque suele escribir sobre temas que realmente suscitan el interés de muchos, aunque algunos de esos muchos tengan mucho interés en los temas pero poca fuerza de voluntad para profundizar en ellos.
-.
Aun considerando que Jose tiene razón, lo que me ocurre es que muchas veces, cuando leo la prensa con avidez para enterarme (a veces teniendo que leer entre líneas) qué está ocurriendo en mi pequeño, querido y perdido planeta, me encuentro con noticias que me impactan en plena cara como si un puño invisible pero contundente surgiera de repente de la página escrita o de la pantalla del ordenador y me arreara un puñetazo de esos que hacen que se te estremezca el cerebro. Entonces no puedo evitar hablar del tema en este blog porque son temas que me indignan tanto que tengo la necesidad de compartir la rabia para poder digerirla. Cierto es que a veces las noticias que me impactan son positivas, pero desgraciadamente no es lo cotidiano.
Hace ya un par de días que leí el caso de Lubna Ahmed Hussein y me he estado reprimiendo para no caer en esa, según mi amigo, mala costumbre mía. Sin embargo hoy, al volver a encontrarme con su mirada, no he podido contenerme. Tengo que hablar de ella. Tengo que expresar mi admiración y mi solidaridad con esa joven y hermosa mujer que tiene la valentía de enfrentarse a toda esa podrida autoridad arcaica que trata de mantener a las mujeres en la oscuridad de la ignorancia eterna, en el papel de meras propiedades del macho. Una mujer que ha prescindido de la protección que le ofrecía ser trabajadora de la ONU porque quiere ser juzgada como una sudanesa más, como una de las miles de sudanesas que sufren ese infierno cada día. Y si después de toda la campaña en su favor que están llevando a cabo periodistas de todo el mundo es condenada, no solo está dispuesta a que la azoten sino que quiere que se haga en público para que el mundo entero vea cómo tratan a las mujeres en Sudán. Y todo este revuelo es porque vestía pantalones. Tapada de la cabeza a los pies y aun así a esos señores arcaicos y perversos les parece que viste de forma inadecuada e inmoral. Hay que ser realmente retorcido y degenerado para ver pecado en una mujer tapada de la cabeza a los pies..

«Recibir los latigazos, dice Lubna Ahmed, no es solo algo doloroso, sino un insulto a los humanos, a las mujeres y a las religiones».«Si algunos se apropian de la sharia para flagelar a las mujeres por sus vestimentas, que me muestren los pasajes del Corán que lo estipulan. Yo no los encuentro»
-
- .
.

5 comentarios:

Luis Llorente dijo...

Unicamente estar de acuerdo con la reflexión y añadir algo, el rollo ests de los blogs es algo propio que cada uno trata como quiere, tiene su parte intimista y su parte reivindicativa y que conste que soy el primero que no le gustan los textos largos por falta de tiempo, pero como eso es imposible y cada uno es como es.

Julia dijo...

Cada uno es como es, cada loco con su tema y cada cual es cada cual, de eso nada Pascual, jajajaja...
A ti no te gustan los textos largos porque eres de los que se los lee, no como otros que presumen de profundos y se quedan en los titulares.
Pero no puedes quejarte que últimamente me reprimo bastante, eeeeeeeeh?

Un besazo.

Jordi Coronas i Martorell dijo...

Això dels blocs és una cosa molt personal i cadascú li dona l'enfoc que creu més oportú o amb el qual es troba més còmode. És fantàstic gaudir de llibertat d'expressió i poder escriure sobre allò que et motiva a fer públic el teu pensament. O no?

Gitana de Arte dijo...

Bueno, primero ha sido un gusto encontrarme tu espacio y deleitarme con tus palabras...

De lo que escribes no creo que sea una mala costumbre, me parece todo lo contrario, que bueno que veamos más allá de nuestra naríz, que profundicemos lo que nos dicen los medios día a día y que noticias como éstas que mueven por dentro miles de emociones nos permitan hacer un alto y reflexionar.

Todavía existen en nuestro mundo prácticas absurdas, que evidencian la estupidez humana.

Te mando un fuerte abrazo y dejo abierta la puerta de mi blog para que me visites cuando quieras.

Saludos desde Colombia.

Leticia Ortega dijo...

Julia, a mí también Lubna me impactó y quiero dejarte el enlace de lo que escribí al respecto.

Me encanta cómo te describes: valorar más la buena voluntad de los demás que su inteligencia. Me haces recordar a Hesse en su librito "La infancia del mago" y de una amiga de la infancia que él tenía. La descripción de su amiga me hace desear ser así como ella: tonta!!!

Lo sabes, pero igual te lo digo: cada quien tiene su forma de escribir y de buscar la inspiración para sus ensayos en sus blogs. Y no creo que tu estilo deje de ser profundo, para nada.

Cada una de nosotras, a nuestra manera, también nos parecemos a Lubna, en nuestro esfuerzo por hacer de éste un mundo más igualitario y justo para tod@s los seres vivos que habitamos en él.

Que la Diosa te siga bendiciendo,

Leticia.-

enlace:
http://mujerespaganas.blogspot.com/2009/09/azotame-si-te-atreves-el-coraje-de-labn.html