4/8/09

LAS TRECE ROSAS




Mañana se cumplen 70 años de uno de los capítulos más ignominiosos del régimen de Franco, el asesinato a sangre fría de trece mujeres que no pudieron ser acusadas más que de ser rojas, porque en su corta vida no hicieron absolutamente nada que hiciera legítima su estancia en la cárcel, por supuesto mucho menos que fuesen condenadas a morir fusiladas ante la tapia de un cementerio.

Las "Trece Rosas" fueron:

Carmen Barrero Aguero (20 años, modista)

Martina Barroso García (24 años, modista)

Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista)

Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista)

Julia Conesa Conesa (19 años, modista)

Adelina García Casillas (19 años)

Elena Gil Olaya (20 años)

Virtudes González García (18 años, modista)

Ana López Gallego (21 años, modista)

Joaquina López Laffite (23 años)

Dionisia Manzanero Salas (20 años, modista)

Victoria Muñoz García (18 años)

Luisa Rodriguez de la Fuente (18 años, sastra)

Las trece mujeres sufrieron todo tipo de torturas y humillaciones hasta la madrugada del 5 de agosto, cuando fueron recogidas y llevadas en un camión hasta el cementerio de La Almudena de Madrid, donde fueron salvajemente tiroteadas hasta la muerte. Fueron condenadas a la pena máxima por un Consejo de Guerra, acusadas por un delito de “adhesión a la rebelión”.


Una de ellas, Julia Conesa Conesa, escribió una carta a su familia pocas horas antes de morir: “ Madre, hermanos, con todo el cariño y entusiasmo os pido que no me lloréis nadie. Salgo sin llorar. Me matan inocente, pero muero como debe morir una inocente. Madre, madrecita, me voy a reunir con mi hermana y papá al otro mundo, pero ten presente que muero por persona honrada. Adiós, madre querida, adiós para siempre. Tu hija, que ya jamás te podrá besar ni abrazar”. Una carta que Julia concluye pidiendo un último deseo: “Que mi nombre no se borre en la historia”.

.
Aunque en esta información que he encontrado dicen que Julia Conesa Conesa tenía 19 años, hay quienes dicen que no había cumplido los 16. ¿Qué importa, acaso hay mucha diferencia entre asesinar a una muchacha inocente de dieciséis años o de diecinueve? Lo que sí importa es que mantegamos viva la llama de su memoria y la de todas sus compañeras. De hecho, es obligación de toda persona de buena voluntad no olvidar jamás a las víctimas del terrorismo de estado que ejerció el régimen franquista desde su imposición hasta su, demasiado tardía, desaparición, pero en este caso concreto, ella nos lo pidió "Que mi nombre no se borre en la historia" y yo, mientras tenga capacidad para la memoria, mantendré muy vivo el recuerdo de cuanto sé de su corta pero valiosa historia.

¡¡¡VIVAN POR SIEMPRE LAS TRECE ROSAS!!!

¡¡¡CONDENA ETERNA A LOS ASESINOS DE MUJERES, NIÑOS Y POETAS!!!

8 comentarios:

MaryLou dijo...

Una ignominia más del "régimen".

Qué el recuerdo de las trece rosas sirva para denunciar que los mismos actos están pasando en Méjico y en multitud de países del tercer mundo, con el silencio cómplice del primero.

Besos

azul dijo...

Pues si ...un horror más...que aun quieren muchos olvidar cerrando los ojos...

Gracias por hacernos recordar

Un saludo

Nerim dijo...

Y cuantos asesinatos más hubo que no sabemos? crímenes que no conocemos, que no son famosos porque nadie ha escrito sobre ellos?.
Yo, cuando se hablan de estos temas, siempre tengo presente a mi abuelo, que como ya te conté fue asesinado a patados en plena calle y como únicos testigos, unos ojos escondidos detrás de una vidriera que se asustó tanto que nunca habló de ello a nadie excepto a la familia.
Crimenes de una época terrible que nunca se podrán olvidar, como la historia de estas trece rosas rojas, jovencisimas todas ellas, que murieron fusiladas contra las tapias del cementerio del Este en Madrid.

zel dijo...

I a més, en quin dia les van assassinar, justament un 5 d'agost! Encara tenim un cel molt fosc a l'esquena...

Luis Llorente dijo...

Julia cuando vengas por aquí te llevo a otra parte de nuestra historia a esa parte de la tapia del cementerio, hoy en Madrid hemos realizado un homenaje recordando a estas mujeres.

Julia dijo...

Te tomo la palabra Luis. Ya sabes que soy de las que creen que, a pesar de toda la mierda que os han echado encima, Madrid sigue siendo rojo y un día lo demostrará.

Gitana de Arte dijo...

De este lado del océano no alcanzamos a conocer muy bien esas historias del régimen franquista... sin embargo, no distan mucho de las dictaduras en América Latina donde acallaban al que era diferente o pensaba diferente.

Gracias por permitirnos este espacio de reflexión para no olvidar nuestra historia...

Abrazos.

la jardinera dijo...

Preciosa entrada. Vi la película y me gustó.

¡¡Tantas y tantas injusticias en tiempos de ese "animal"!!

Un placer entrar en tu blog. Saludos,